viernes, 7 de junio de 2019

EL TOP 3 DE MI MÁS TIERNA INFANCIA

    Muy buenas a todos!
    Estamos a una semana del E3, al parecer, la última en que las consolas actuales van a ser las totales protagonistas, estamos presenciando el ocaso de la actual generación y los albores de la siguiente, en lo que, parece ser, va a ser una dulce transición en la que convivirán ambas generaciones de consolas durante un par de años (tal como ocurrió con el anterior salto generacional). Y pensando en ello, me he acordado de mi más tierna infancia, en mi época de parbulitos y la primera mitad de mi paso por EGB, en la que la transición de 8 y 16 bits convivían, ofreciendo unas la experiencia más asequible para subirse al carro de este fenomenal hobby, mientras que las otras ofrecían la experiencia premium para disfrutar dicha afición en su máxima expresión. Así que, después de que una cosa llevara a la otra, y habiéndome devanado seriamente los seos entre aquella época en que flipaba con NES, Master System, Game Gear, Game Boy, MegaDrive y Super Nintendo, traigo a la palestra mis tres juegos favoritos de aquella fantástica época de transición entre generaciones.



3 - Sonic The Hedgehog (MD)
    La primera consola que tuve en propiedad (regalo de parte de mi tío) fue MegaDrive, y como no podía ser de otra forma, el juego que la acompañaba era el flamante Sonic The Hedgehog. Lo cierto es que jugarlo por primera vez fue una experiencia alucinante, un juego que mezclaba un ritmo altísimo, una sensación de velocidad frenética, con secciones de auténtico plataformeo de precisión, con un apartado artístico y técnico apabullante, una banda sonora que captaba perfectamente el espíritu, tanto del título en sí, como del personaje en cuestión. La verdad es que después de jugar a Sonic, para mi los stándares de calidad dieron un paso hacia adelante, ya no me valía cualquier cosa tras viciarme día tras día a este primer juego de la mascota de Sega.


2 - Rocket Knight Adventures (MD)
    Este juego nos lo pidió a mis hermanos y a mi mi tía, la primera Navidad que poseíamos una MegaDrive, y pensad que por aquel entonces catábamos dos o tres juegos al año (con suerte) así que, imagináos cuando, sin esperarlo, nos encontramos con que los Reyes Magos nos habían traído un juego de MegaDrive, que por entonces no conocíamos, pero que no tardamos en darnos cuenta de que mi tía había dado en el clavo. El juego era una mezcla de plataformas y de run&gun, con secciones la mar de variadas que mezclaban las clásicas vagonetas, manejar robots gigantes y pantallas al más puro estilo shoot´em up. Si flipábamos con el apartado técnico y artístico de Sonic, este título de Konami no la andaba a la zaga a la mascota de Sega. Y una anécdota, me puse con mi grabadora de cassete delante de la tele en el menú de selección de pistas de audio grabándome una cinta con la BSO de este juego, para llevármelo a las excursiones para amenizar los viajes en autocar, ahí es nada.


1 - Contra (NES)
    Eso es, el primer Contra, no Probotector (éste me creía, al verlo por primera vez, que era un plagio de Contra) ya que lo jugaba en casa de un amigo que poseía una NES clónica con nosecuantos juegos instalados en memoria, entre los cuales estaba este genial juego. Un título que mezclaba las plataformas con los disparos, intercaladas con unas fases en vista como colocada detrás de los protagonistas, como imitando sensación de profundidad. Un juego divertidísimo que, de entre mis tres favoritos, me hace decantarme ya que es del que mejor recuerdo guardo gracias a su modo multijugador cooperativo, y creo que es gracias a esta época y a este juego en particular, que tengo una especial predilección por aquellos juegos que ofrecen dicha opción.



    Y hasta aquí mis tres juegos favoritos de la infancia, una época de transición mágica que recuerdo con mucho cariño.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...