miércoles, 7 de marzo de 2012

MegaDrive: Aquellos maravillosos años (parte II)


MEGADRIVE:
Aquellos maravillosos años
(parte II)


    Aquí estamos un día más, esta vez siguiendo la estela de mi anterior entrada en homenaje a MegaDrive, esa consola que, con diferencia, marcó mi infancia. Por si alguien se perdió la entrada anterior, lo que pretendo es hacer un pequeño homenaje a mi experiencia en torno a esta consola, los juegos que tuve y la impresión que me dieron en su momento, todo contado de forma totalmente subjetiva. Dicho esto, prosigamos por donde lo dejamos:





    Dragon Ball Z
    No recuerdo que año corría exactamente, tal vez el 95 o el 96, y mi hermano se pilló este Dragon Ball para su cumpleaños, imagináos, tantísimas horas como habíamos gastado jugando a los DBZ de SNES en casa de los amigos, siempre con cierta envidia por no poder disfrutar de nuestro propio DBZ y por fin encontramos una versión Pal francesa del título de MegaDrive. Ese mismo día me pillé el mando de seis botones, que lo ví en la estantería, para este juego no le saqué partido, pero me sirvió más adelante para títulos como Super Street Fighter II. Como dato curioso decir que es el juego de MegaDrive que más horas se ha jugado en mi casa, con diferencia.

    El juego nos encantaba porque al arrancar la consola había un truco de dejar pulsado los botones, aparecía un fondo naranja y el juego iba como nosecuantas veces más rápido.
las secuencias de los ataques especiales eran
espectaculares
    Decir también que incluía ciertas curiosidades comparado con las versiones de SNES como la inclusión del Capità Gineu, Força Brutal, A-18, A-16 y Krilin. También recalcar que Gohan aparecía en Super Saiyan 2, tal como peleó contra Célula.
    Este es probablemente uno de mis juegos favoritos de MegaDrive, de los que más horas jugué, y de los que mejor recuerdo guardo.
    NOTA: 9

cuando los combatientes se alejaban mucho el
uno del otro, la pantalla se dividía


    Super Street Fighter II
    Recuerdo que este título lo adquirí ya bien entrado el año 98 en un Cash Converters, creo que por unas 500 pelas de la época si mal no recuerdo. La verdad que fue toda una experiencia para mi, una espinita que tenía clavada de hacía mucho. El caso es que el primer Street Fighter II de SNES fue uno de los juegos a los que más me he viciado, bajaba mucho a casa de un colega y gastábamos tardes enteras alternadas por otras en que él venía a la mía a viciarnos al gran Streets Of Rage II. Dicho esto, cuando lo ví tan tirado de precio no pude resistirme a pillármelo.
duplicaba el número de personajes
seleccionables con respecto a la primera versión




    Esta versión mejoraba con respecto a la primera, ya que incluía a M.Bison, Balrog, Sagat, Vega, Fei-Long, Cami, T. Hawk y Dee Jay. A estoy hay que sumarle modos de juego nuevos, como por ejemplo Torneo, un clásico torneo por eliminatorias y algunos detalles como la intro, mucho más espectacular que la primera versión de Street Fighter II.
    NOTA: 8





    Hang-On
    Hacia el final de la vida de MD cayó en mis manos el famoso cartucho que acompañaba en un pack a la MegaDrive II, este incluía 6 juegos, entre ellos este Hang-On, un clásico arcade de motos. Este me llamaba mucho la atención por aquello de que no había tenido aún ningún juego de carreras. No fue precisamente el juego al que más me vicié, pero la verdad que estaba bastante entretenido.

    El juego era el típico juego de conducción de la época, nada de polígonos, nada de rotación real, podías desplazarte de la parte izquierda a la derecha de la pista en un avance semi-automático (había que darle al botón de correr, pero daba realmente esa sensación). No terminó siendo santo de mi devoción precisamente.
    NOTA: 5
  


    Eternal Champion
    Este título era a lo que en los primeros tiempos de MD nos aferrábamos los amantes de la lucha, no teníamos SFII, no teníamos DBZ, pero sí teníamos este fabuloso Eternal Champion.
    Recuerdo que un primo mío me lo dejó durante un buen tiempo, y lo flipábamos, el juego tenía muchos personajes para la época, todos bien distintos entre sí, con un abanico super amplio de movimientos, y una velocidad de la ostia, la verdad que el juego era muy fluido.
    Mención especial para el nivel de dificultad, conviertiendo a este título en uno de los juegos de lucha más difíciles de cuantos he probado.
    El juego era adictivo a más no poder, de hecho estuve durante mucho tiempo enganchadísimo a él, bajo mi punto de vista hacía palidecer al por entonces todopoderoso Street Fighter II (le da una vuelta y media en cuanto a velocidad y difucultad).
    NOTA: 8
                               


    Eso es todo por hoy, la semana que viene volveré con la tercera entrega de este tributo a MegaDrive.


Escrito por JoseJa para










4 comentarios:

  1. Buuuuuuuu! Ya me lo leí xD Aunque tampoco puedo opinar mucho porque los desconozco ^^

    ResponderEliminar
  2. Pues así a botepronto hay dos ahí mínimo que puedes probar cuando quieras que aún los tengo :P

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que se habla del Dragon Ball de Megadrive me acuerdo de tu versión, la PAL francesa. Yo tenía la japonesa, que me la compré con 5.000 pelas que me dio mi tío X-D>
    Aun lo guardo, con el ataque de cambio de cuerpo de Ginew apuntado con boli en su lista de comandos, cosa que descubrí por casualidad.

    ResponderEliminar
  4. yeah! anda que no, que de hecho me lo enseñaste tu en tu casa!!! aún lo tengo tío, cuando estuve de vacaciones el año pasado con mis hermanos me la traje para Málaga! La putada que hay algunos juegos que no se que han sido de ellos, pero este está.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...