jueves, 18 de julio de 2013

Another Code: Two Memories


    Situémonos, corría el año 2005 y Nintendo acababa de sacar una nueva portátil con unas funciones nunca antes vistas en la industria de los videojuegos, su seña de identidad más grande era que se podía "tocar", no era poco el escepticismo que levantaba por aquel entonces, pues a la vuelta de la esquina asomaba la alargada sombra de la primera portátil de la todopoderosa Sony, que se las prometía muy felices gracias a una potencia desmesurada que bien podría tratarse de una PlayStation 2, o al menos eso nos aseguraban desde dicha compañía.

    Bien, con mi primer sueldo de aquel verano, ni corto ni perezoso, me agencié aquella portátil de doble pantalla, haciendo caso omiso a los cantos de sirena de PSP. El motivo que terminó de decantar la balanza a favor de la de Nintendo no fue otro que los pantallazos de la conversión del genial Super Mario 64, pero junto a este decidí probar suerte con algún otro título para acompañar la experiencia, así que documentándome un poco acerca de los juegos que habían disponibles, leyendo opiniones y más opiniones de los primeros usuarios de dicha consola oí hablar del juego que hoy nos ocupa, pues aseguraban que gracias a él podías hacerte una idea de las posibilidades que brindaba la nueva portátil de Nintendo, y vaya si estoy de acuerdo con esa afirmación.    


FICHA TÉCNICA
Nombre completo: Another Code: Two Memories
Consola: Nintendo DS
Desarrollado por: Cing
Distribuido por: Nintendo
Género: Aventura gráfica
Número de jugadores: 1
Lanzamiento: 2005





HISTORIA
    Ashley Mizuki Robins, una joven de 13 años, en la víspera de su 14º cumpleaños, recibe de parte de su padre, Richard Robins, al que creía muerto, un aparato de lo más singular llamado DAS, junto a un mensaje citándola en la isla Blood Edward. Sin más dilación, Ashley, junto a su tía Jessica, la hermana menor de Richard, se dirige hacia allí para encontrarse con su padre 11 años después, pues la última vez que se vieron fue la noche de su 3er cumpleaños.
    

    Ashley es atormentada continuamente con un macabro sueño en el que presencia la muerte de su madre, justo aquella noche, y como su padre aparece de repente en escena para abrazarla. Todo es demasiado confuso, sus recuerdos muy difusos, así que espera encontrar las claves para recordar con nitidez todo lo que ocurrió aquel fatídico día.



APARTADO TÉCNICO/ARTÍSTICO
    El diseño del juego es muy manga, bastante colorido y con unas sombras negras que le dan un toque de contraste que queda realmente bien. Hay que decir que este juego es de los mismos desarrolladores de Hotel Dusk y Last Window, solo que este es anterior, lo comento porque los juegos de Kyle Hyde son bastante más conocidos y os puede recordar, por ejemplo, en la forma de mostrar flashbacks, en el diseño de dichas ilustraciones y en la forma de presentar el juego al principio, bastante similar a estos.


    El apartado técnico es bastante notable, todo es poligonal, personajes y escenarios, y se ve desde una cámara cenital, tal como veíamos el mapa por el que nos movíamos en Hotel Dusk, solo que en este caso es todo poligonal, digamos que más trabajado. Eso en la pantalla inferior, en la superior van saliendo continuamente imágenes renderizadas de grandísima calidad de la zona por donde estamos andando en ese momento. En definitiva, posee un muy buen apartado técnico.


    En cuanto a la música, pues si habéis jugado a Hotel Dusk sabréis del buen hacer de Cing para con la música, consiguen recrear perfectamente una atmósfera idónea para este tipo de juegos de suspense. Quizá no esté a la altura del anteriormente mencionado, pero ya se les veía que tenían maneras más que de sobras para realizar un apartado musical buenísimo.




APARTADO JUGABLE
    La mecánica de juego es buenísima, una fantástica adaptación del género a consola, sin duda creo que este juego fue el que marcó el camino a seguir y sentó las bases de como se debe manejar una aventura gráfica en Nintendo DS, amén de que "resucitó" en parte el género, recordad que en aquella época andaba un poco de capa caída.


    El juego se puede manejar íntegramente con la pantalla táctil señalando con el puntero hacia donde queríamos que se dirigiera la protagonista, tal como vimos, por ejemplo, en los Zelda de esta consola. En la pantalla superior de la DS siempre hay una imagen correspondiente a la zona por la que estamos moviéndonos, que va cambiando según en que parte de cada estancia nos encontremos, si en dicha parte hay algo que pueda resultar de interés se ilumina un icono en la parte superior derecha de la pantalla inferior con forma de lupa, dándonos la opción de examinar dicha imagen, todo muy al estilo de lo que vimos en Hotel Dusk.


    El juego me parece de lo más destacado del catálogo de Nintendo DS y sobretodo me pareció extremadamente meritorio en su momento, ya que para resolver sus puzzles nos obligan a hacer uso de todas las posibilidades de la consola, más alguna que otra que no es algo que ofrezca en si la DS pero que estos genios se sacan de la manga para inventarse utilidades para con esta.


    Eso sí, no son todo bondades en este Another Code: Two Memories, el gran lastre que arrastra este juego es su escasa duración, pero cuando digo escasa digo escasa. Lo único que lo alarga en una primera toma de contacto es la dificultad de algunos de sus puzzles, sobretodo si lo jugabas en su época, ya que venías acostumbrado a la forma tradicional de jugar a videojuegos en consola y muchas de las acciones que puedes realizar en este juego ni se te pasaban por la cabeza, pero si más o menos vas a buen ritmo sin quedarte atascado te lo pasas en un suspiro.




    Creo que este juego no ha obtenido el reconocimiento popular que se merece, para mi fue un título importantísimo para hacerme una idea de qué era lo que podía ofrecerme mi recién adquirida consola, la resolución de puzzles que plantea es super original, hay que estrujarse bastante la meolla y estar abierto de mente para poder dar con la solución en muchas ocasiones. Todo ello está en un envoltorio bastante interesante, con ese toque novelesco que tanto caracterizó a posteriori a Cing y con un diseño de lo más atractivo. Sin duda estamos hablando de un juego que ocupa merecidamente un puesto entre mis 10 favoritos de Nintendo DS.



10 comentarios:

  1. Pues le tengo ganas porque sé que es de los creadores de 'Hotel Dusk' y 'Last Window', pero no lo encuentro por ningún lado, oye.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El juego es que es viejete, es de la primera remesa de juegos de DS, así que dentro de estos es de los más difíciles de encontrar hoy en día, pero vaya, que a poco que uno sea algo persistente lo encuentra de segunda mano.

      Si te gusta Hotel Dusk y Last Window, como sé que es tu caso, te gustará este, no está tan pulido ya que es anterior pero está realmente bien.

      Eliminar
  2. No sé si lo pondría en mi Top 10 (no porque no lo merezca, sino porque la DS tiene un catálogo brutal), pero sí que estoy muy de acuerdo con que es un muy buen juego que ha pasado más desapercibido que las aventuras de Kyle Hyde.

    A mí me gustó mucho en su día, lo malo es que como tú dices... es cortísimo! Me lo prestaron y me lo pasé en una tarde. Tiene dos finales un poco distintos, por cierto (según si recoges todos los objetos o no), por si te sirve como incentivo para volver a jugar en el futuro.

    Y sí, la forma de resolver los puzles es genial, muy ingeniosa. La primera vez que hice según qué cosas no daba crédito, qué grande es la DS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pasa con la DS, que grandísimos juegos se quedan fuera de los top diez personales de mucha gente porque la competencia es desmesurada.

      Pues mira, eso de los dos finales no lo sabía, este juego ya me lo he pasado cuatro veces y siempre con el mismo final, así que ahí tengo un aliciente para volver a jugármelo más adelante.

      Yo ya te digo, este juego lo compré con la consola y el Mario 64, y me alucinó porque me enseñó lo que se podía hacer con la DS, más allá de lo que yo imaginaba en muchos casos.

      Eliminar
  3. Que buen rato pasé en compañía de este juego.

    Una pena su escasa duración, ya que es uno de esos juegos que se disfrutan comiendo el coco para resolver los puzzles. ( como comentas, algunos son de una originalidad inusual, con el uso de la doble pantalla. :D )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es eso que comentas, es un juego con unos puzzles muy originales, hoy en día no sorprederá tanto, pero si se contextualiza a su época es todo un visionario, sin duda alguna.

      Eso sí, cuenta con el tremendo lastre de la duración, así que hay que esperar a encontrarlo tirado de precio para que sea realmente amortizable.

      Eliminar
  4. Mis respetos para esta MAGNÍFICA obra. En verdad me gustó mucho, aunque no soy un fanático. Esta es de las pocas joyas japonesas que salen al occidente y casi nadie conoce, lamentablemente.

    ¿No crees que un animé o manga le sentaría bastante bien? Yo creo que vendería bastante. Su historia, personajes, todo es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no se le dio absolutamente nada de bombo, pasó muy desapercibido y eso que era un juego de salida de Nintendo DS que realmente aprovechaba las funciones de la nueva máquina (incluso, tirando de ingenio, le sacaban funciones nuevas).

      Tanto por historia como por personajes, así como su estilo/diseño casarían perfectamente tanto en cómic como en serio, estoy totalmente de acuerdo contigo.

      Eliminar
  5. Jejeje, veo que tú también hiciste una reseña del juego, muy completa por cierto. Una pregunta, ¿jugaste a su continuación en Wii? Ahora estoy enfrascado en la USG Ishimura (Dead Island, me está pareciendo un juegarraco increíble), pero después de la acción, el terror y el sufrimiento igual me viene bien la tranquilidad de un título de Cing...

    Si no igual me meto con el Hotel Dusk, nusé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no jugué al de Wii, por H o por B no se dio jamás la ocasión.

      Es del Dead Island o la nave del Dead Space, este segundo me lo pasé hace un par de años y creo recordar que era el nombre de la nave, o eso o se parece mucho.

      El Hotel Dusk y su continuación, Last Window, si me las he pasado, y te los recomiendo a poco que te haya gustado Another Code, van muy en su línea pero son algo más largos, y tienen un buen puñado de puzzles interesantes, no sé, a nivel general me parecen algo mejores.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...