lunes, 10 de noviembre de 2014

Análisis: Streets Of Rage II

    Muchos opinaréis que estoy algo pesadito con Streets Of Rage II últimamente, pero la ocasión lo merece, pues no estamos ante un juego más del montón, sino que hablamos de uno de los grandes beat'em ups de todos los tiempos. Si no lo conocéis os animo a probarlo, y a quien lo conozca le animo a leeros el análisis y comentar vuestras impresiones.

     La historia nos sitúa un año después de los hechos acontecidos en el primer Streets Of Rage, los protagonistas se unen de nuevo para celebrar el aniversario de la caída de Mr. X, pero Adam no aparece. Resulta que ha sido secuestrado por nuestro archienemigo, con toda la premeditación posible, justo en fecha tan señalada, escogida por dicho malechor para volver a las andadas infestando de nuevo la ciudad con sus secuaces. Axel y Blaze deciden entonces ir al encuentro de su compañero para rescatarlo, y de camino darle su merecido a Mr. X, para ello contarán con la ayuda de DJ, el hermano pequeño de Adam y Max, un luchador de wrestling.

    El juego es un beat'em up clásico, de avance lateral y con cierta profundidad en los escenarios, por los que habrá que moverse repartiendo leña a todo Dios que se ponga por delante. Contamos con estilos de lucha bien diferenciados según el protagonista que escojamos, todos acordes a las características de cada uno de ellos.



    Las novedades con respecto a su primera entrega son muy notorias, empezando por el apartado visual, que además de ser técnicamente superior mejora en ciertos aspectos como en el tamaño de los personajes. También contamos con un abanico más amplio de golpes así como un combo pulsando dos veces adelante y el botón de atacar, y un nuevo tipo de especial en sustitución de la llamada al coche de policía que nos ofrecía apoyo. Y como es costumbre en el género, contamos con un abanico bastante variado de armas.


    El apartado sonoro sigue siendo tan cojonudo como su anterior entrega, no mejor, porque el nivel ya estaba realmente brutal, pero si que está a la altura, que ya es mucho decir.

OPINIÓN:
    En fin, que en conjunto el juego es muy superior a la primera entrega, se deja jugar fenomenal, la ambientación es buenísima, con un estilo ochentero muy pronunciado, y en su conjunto creo que estamos hablando, objetivamente, de uno de los mejores beat'em ups de todos los tiempos, y particularmente mi favorito de todos. Si alguien no sabe si darle una oportunidad que no se lo piense, que lo juegue de la forma que pueda pero que lo juegue, que merece la pena y mucho.


    Al margen de todo, quiero recordaros que el torneo de Colonia9 de Streets Of Rage II sigue en pie. Para quien quiera participar pinchad en este enlace.

12 comentarios:

  1. Que recuerdos me ha traído este juego. Esas tarde de aporrear botones después de merendar ^^. Muy buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas ya sabes, participa en Colonia9 World Champion con el hastag #Colonia9WorldChampion, te hechas tu partida, haces pantallazo/foto de tu puntuación y arreando.

      La verdad es que es un juegazo, tanto este como el primero (el 3º no lo llegué a jugar nunca, así que ni idea), pero este está a un nivel superior.

      Para mi lo mejor de estos juegos es casi que la duración, que te invita a ser rejugado de vez en cuando, ya que al poder pasártelo en un rato no da pereza ponerse.

      Un saludo!!!

      Eliminar
  2. Para mí está entre los mejores beat'em ups de todos los tiempos, y además supuso una sorprendente mejora con respecto a la primera parte, a la que gana en casi todos los apartados. No lo considero el mejor beat'em up (ese puesto lo tiene para mí el gran Cadillacs and Dinosaurs), pero sí estaría entre los 10 mejores. Una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también es de lo mejor del género, y también coincido contigo en que, tanto a nivel global como apartado por apartado supera en todo a su primera entrega. En cuanto a mi favorito, pues estaría la cosa ahí ahí entre este y el Turtles In Time, depende del día prefiero uno u otro.

      Un Saludo!!!

      Eliminar
  3. Hora de admitir algo: nunca me he pasado un beat'em up. Es más, ahora que hago memoria creo que ni si quiera he probado jamás un juego de este tipo. Probalemente me esté perdiendo una grandísima parte de la historia de los videojuegos, pero... no sé, no termina de hacerme tilín, y eso que he leído la hostia tanto de este como del mencioando por Isaac Cadillacs.

    Quizás para mi próxima reencarnación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que no te hayas pasado nunca un beat'em up pase, pero lo de que nunca hayas probado uno... si son viciantes a más no poder!!!! Pero bueno, como todo en esta vida, tiene solución. Eso sí, si te lo puedes permitir vicia con un amigo, la diversión se multiplica, te lo aseguro.

      Y ya te digo, aunque de entrada no te llamen demasiado, dales una oportunidad, son juegos cortos que te van a ocupar tan solo un par de horas, no pierdes nada por probar.

      Un saludo y dales una oportunidad!!!

      Eliminar
  4. Nunca se habla suficiente de Streets of Rage <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cosa, que cuando uno cree que ya lo ha oído/leído todo de este juego, se topa un día con un podcast de Retroscroll de este juegazo, te pica la nostalgia y no tienes más remedio que volver a viciarte a él como un bellaco XD

      Eliminar
  5. Nunca me cansaré de decirlo: Entre este, The Punisher, Captain Commando y Cadillacs & Dinosuars de los mejores y más divertidos beat 'em up que he jugado nunca. Puro vicio.

    Buena reseña tio. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, y me alegro de que te gusten ese buen puñado de juegazos, sin duda es un género brutal con un montón de grandísimos exponentes en su haber.

      Un saludo!!!!!

      Eliminar
  6. era divertida ,, una copia de final figth m desanimaba q incluso el street of rage 3 ,, pue stenia mejor grafico final figth 1 d snes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es un juego que desde su primera entrega, en la que no tenía nada que ver, evoluciona claramente al camino marcado por Final Fight, aún así tiene su propio encanto, su propia personalidad y te aseguro que es un juego de muchísima calidad, así que yo te animaría a que lo jugases, aunque de primeras no te llame demasiado la atención.

      Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...