martes, 18 de noviembre de 2014

Análisis: Super Mario 64 DS


    Por fin ha llegado el momento de analizar este pedazo de juego en el blog, ni más ni menos que el genial Super Mario 64 en su versión de Nintendo DS. Primero de todo quiero compartir con todos vosotros que este título fue el culpable de que mi hype se desbordara y no consiguiera esperar para hacerme con una Nintendo DS en su día, con todo el ansia, nada más salir, no en vano ya tuve en su día la Nintendo 64 con este juego y me dejó muy marcado. Este juego fue, ni más ni menos, el que marcó el camino de cómo había de hacerse un juego en 3D, así de contundente.


    El juego arranca parecido al original de Nintendo 64 pero con la salvedad de que manejamos a Yoshi, que llega tarde al fiestón del castillo de Peach. El percal con el que se encuentra es que Bowser se ha hecho con el castillo, ha secuestrado por enésima vez a la princesa y de camino ha encerrado a Mario, Luigi y Wario. Así que nos tocará rescatar a nuestros amigos para, entre todos (alternándolos por gusto o necesidad puntual) salvar a la princesa del reino Champiñón.

    Lo que quiero dejar bien claro es que no se trata de un port a secas, es un auténtico remake pese a que su aspecto visual sea básicamente el mismo. A las virtudes de la versión original se le incluyen un buen puñado de alicientes como poder manejar a 4 personajes, cada uno con sus propios poderes, entre los que se encuentran los tres correspondientes a las gorras especiales que había en el original y alguno más; un total de 150 estrellas en lugar de 120, modo a varios jugadores y un sinfín de minijuegos de lo más entretenidos, tanto que una vez que se ha exprimido el juego no es de extrañar que siga estando una temporada más en la consola solo por aquello de jugar por jugar a ellos e ir batiendo marcas.

    Donde el juego no está a la altura del original es en el control, donde ni usando la cruceta, ni con la pantalla táctil, ni con el botón deslizante de 3DS (pese a ser la mejor opción) se emula la sensación de manejar a Mario con el mando de la N64. Pese a ello no está mal resuelto el control, y si se logra superar la durilla fase de adaptación la verdad es que se deja disfrutar sin mayores problemas.
    En definitiva, mi opinión personal es que se trata de todo un clásico la mar de bien adaptado, que bien merece la pena ser jugado, incluso para los que ya poseen el cartucho de Nintendo 64, ya que a nivel global, gracias a todos los añadidos que tiene (que compensan por otra parte el tema del control), hace que me guste tanto como el original.


8 comentarios:

  1. Este es un muy digno remake de uno de mis juegos favoritos. Aún así, prefiero con creces el original debido a unas cuantas razones:
    -4 personajes, sí, lo cual da cierta variedad; pero a veces me da la impresión de que lo que han hecho es dividir en 4 las habilidades del Mario original. Ahora, en vez de las distintas gorras, tenemos a los 4 personajes y cada uno tiene una habilidad distinta al tocar la misma flor, obligándote a cambiar de personaje para según qué estrellas. Esto, bajo mi punto de vista, resta algo de libertad.
    -Hay 30 estrellas más,vale, pero 15 de ellas son simples interruptores en cada una de las 15 fases principales; estrellas muy simples que se basan en "pisa este interruptor y llega a la estrella rápidamente". Otras nuevas, sin embargo, sí que están curradas.
    -La principal: el control, como dices, no está a la altura del original. Además, a pesar de esas 30 estrellas extras, encuentro el original más difícil.
    Eso sí, todas estas razones no me impidieron disfrutar de este juego como un enano.
    Buena entrada, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por partes. Lo de dividir las habilidades de Mario es cierto, cada personaje tiene su poder, que no deja de ser uno de los que había en el original solo que ahora repartidos, uno por cada personaje. Pero no deja de ser un aporte de variedad al poder/deber cambiar de personaje según para qué, o bien un rollo por no dejarte hacer como te apetece, según se mire.

      Lo de las 15 estrellas del interruptor estoy de acuerdo, pero no deja de ser un buen puñado de estrellas más.

      En lo del control ya te digo, estoy totalmente de acuerdo contigo, así como tampco fue un impedimento para disfrutar como un enano, tal como comentas.

      Muchas gracias por dejarte caer por aquí, un saludo!

      Eliminar
  2. Los clásicos como este, los terminarás adquiriendo en cada versión que saquen, lo que hace que te sangren la cartera tres o cuatro veces.... y todavía les des las gracias. saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo estoy resignado, sé que este tipo de remakes terminan cayendo más pronto que tarde en cuanto salen a la venta, y como bien dices, te sangran y todavía das gracias, pero es que realmente te tocan la fibra, es combinar un gran juego, suculentos extras y el ataque de nostalgia al que te evocan.

      La verdad sea dicha, yo realmente me congratulo de que salgan este tipo de títulos.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí!!!

      Eliminar
  3. Es una muy buena version, principalmente por el control me quedo con el original, tambien es bueno tener en cuenta que es un titulo del debut de la Nintendo DS (2004), como dices el control del 3DS le queda bastante bien, en fin, excelente review, si tienes ganas te invito a mi foro donde podes compartir tus informes si gustas: www.logiabits.com/foro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el factor que me hace decantarme un poco por el original, el control, pero también es cierto que este, jugándolo en la 3DS gana mucho gracias al botón deslizante (aunque sigue sin ser analógico en cuanto a la velocidad).

      Gracias por pasarte por aquí!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...