miércoles, 23 de octubre de 2013

Forgotten Worlds

FICHA TÉCNICA

-Análisis de la versión de MegaDrive
-Shoot'em up
-Desarrollado por Capcom
-Distribuido en España por Capcom
-1 o 2 jugadores
-Lanzado en 1989
-Inglés



ARGUMENTO
    El juego nos sitúa en el siglo XXIX, un futuro inhóspito para la humanidad, que ha sido esclavizada por una especie alienígena, estos llegaron con el fime propósito de colonizar la Tierra y someter a sus habitantes a cualquier precio, así es como el abuso de armamento altamente destructivo terminó por devastar el planeta, hoy conocido como el Mundo Olvidado. Pero de golpe, casi de la nada, dos jóvenes intrépidos (uno solo si vais a jugarlo en monojugador) están apunto de empezar una empresa que les elevará a la categoría de leyenda, no están dispuestos a seguir viviendo bajo el yugo de los invasores.



APARTADO TÉCNICO/ARTÍSTICO
    El juego cuenta con un diseño post-apocalíptico y futurista muy en la línea del concepto que se tenía como tal a finales de los 80, con dos maromos como protagonistas con bastante cantidad de testosterona y un cierto aire punkarra.


    Los gráficos no son la gran cosa, algo comprensible visto desde los tiempos que corren hoy en día, pues estamos hablando de un título que fue versionado para MegaDrive a finales de los 80, ha llovido ya. Eso sí, he de comentar que la adaptación del arcade fue más que notable, consiguiendo una versión muy digna.


    Los fondos de los escenarios me han parecido bastante sosos, y mira que es algo que me encanta cuando está bien logrado en un juego en 2D, pero nada, no ha habido manera, me han parecido bastante simples, sin chicha y casi que estaban ahí por estar, apenas si conseguían que me metiera en el papel.


    Por otro lado, los enemigos más comunes son de un tamaño muy pequeño y a veces apenas puedes apreciar realmente lo que son, simplemente te limitas a verlos y dispararles, pero te cuesta hacerte a la idea de contra qué estás peleando. En cambio los jefes finales son de un tamaño considerable, con un muy buen nivel de detalle y un diseño muy guapo, todos me han gustado.


    En cuanto al apartado sonoro, aquí tengo una sensación agridulce, mientras que los efectos sonoros, tanto de disparos como de explosiones, me han encantado, no puedo decir lo mismo de la música, me ha pasado bastante desapercibida, ni para bien ni para mal, la verdad es que ahora mismo, a escasas horas de habérmelo terminado, no la recuerdo, tampoco jugaba con la sensación de que qué fea era, pero el hecho de que no se me haya quedado ni lo más mínimo en la cabeza habla de lo poco que me ha calado.



APARTADO JUGABLE
    Forgotten Worlds es un Shoot'em up de scroll, generalmente horizontal, con el manejo típico de este tipo de juegos, es decir, nos movemos a lo largo y ancho de la pantalla mientras la acción va avanzando automáticamente. Tenemos que esquivar enemigos y disparos de estos y a la vez intentar acabar con todo ser viviente que se cruce en nuestro camino.

    La principal particularidad de este título radica en la posibilidad de movernos libremente y apuntar y disparar al mismo tiempo en cualquier dirección, algo realmente complejo para la época y resuelto de maravilla, nos movemos con el direccional y rotamos nuestro punto de mira con A y con C (uno para cada sentido), mientras que el disparo es automático.

    El ritmo es realmente alto, dando bastante sensación de frenetismo por momentos, lo que hace que la adrenalina se dispare bastante.


    Los combates contra los jefes merecen mención especial, poseen una rutina de movimientos durísima que hace que haya muerto mínimo un par de veces por jefe (con la mayoría de ellos, más), y que constituyen por si mismos un puzzle, has de adivinar cual es la forma efectiva de acabar con ellos, de lo contrario estás solo expuesto a que te maten y tus ataques no causarán ningún efecto.


    El juego se puede jugar a un solo jugador, pero su gracia radica en el modo para dos jugadores, así se nos presentan dos personajes aparentemente similares pero con diferentes colores (aunque en los pantallazos entre fase y fase veremos que el diseño no es idéntico). Estos están dotados con un satélite que hace las veces de arma, pues bien, a lo largo de las fases podemos recoger zenny, la moneda de cambio de Forgotten Worlds, gracias a estos, al entrar en la tienda (que aparecerá a lo largo de las pantallas), podremos comprar mejoras para nuestros personajes o para nuestro satélite, con lo que el juego gana un componente de mejora, pero no a la vieja usanza, aquí los power ups no aparecen esparcidos, solo se pueden conseguir comprándolos, y una vez muertos resucitamos con todo, digamos que es un componente más bien "rolero".


    La duración del juego no está nada mal, entre unos 40 y 50 minutos, lo cual está muy bien para tratarse de una adaptación de recreativa. También hay que tener en cuenta que aquí no existe la posibilidad de guardar partida y continuar otro día, así que lo veo una duración perfecta para el tipo de juego que es.


    Forgotten Worlds no es un mal juego, pero claro, habiendo disfrutado a estas alturas otros muchos que me han gustado mucho más, no puedo decir que me haya dejado con la boca abierta precisamente. Uno de los fallos gordos que le veo es el diseño soso de los fondos, que unido al poco tamaño de los enemigos comunes que salen, que hace que sea difícil apreciar detalles en ellos e identificarlos, crean una sensación que estás tirando p'alante y disparando sin más en muchas ocasiones. Eso si, el ritmo es muy alto, hay que estar pendiente de esquivar, cambiar de ángulo, corregir la dirección de disparo y arremeter desde donde nos encontramos a los distintos objetivos, eso continuamente, lo cual hace de este juego un título muy dinámico con el que se descarga adrenalina desde el minuto 1. A pesar de ello, en mi opinión, no es un juego que merezca realmente la pena, echas un buen rato pero no es de los que dan ganas de rejugarlo una y otra vez precisamente, así que nada, si tenéis curiosidad emuladlo, no está mal (sobretodo teniendo en cuenta de la época que es) pero tampoco es nada destacable.



6 comentarios:

  1. Pues sí que es un juego que pasa sin pena ni gloria, la verdad. Pero claro, estas cosas en su época muy probablemente resultaran la caña de España. Imagino que es como todo y, al cabo del tiempo, acostumbrados a lo que hay hoy en día, eso ya sabe a poco.

    Recuerdo haberlo jugado contigo y que me dejara una sensación de que era super corto... después de haberla cagado con el botón de Continue en el Streets of Rage, que sí que tiene algo más de chicha, éste es poco resultón. Además lo que te venía explicando, de uno apuntando hacia adelante, el otro hacia atrás, para intentar tener todos los flancos cubiertos.

    Bueno, para echar el ratillo... pero no es la panacea.

    Me ha encantado la ilustración final ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su época creo que fue una recreativa bastante reputada. Pero vaya, que ni siquiera me parece la hostia comparado con juegos contemporáneos a este, por mi parte creo que, sin estar mal, es un juego muy sobrevalorado, mucha gente lo ensalza y no comprendo por qué tanto.

      Si, el juego era corto corto, pero eso es normal al ser un juego de recreativa, también el Streets Of Rage que comentas es corto, pero el caso es que se disfruta, es más emocionante.

      En fin, estoy de acuerdo, no está mal para echar el ratillo, pero no es el típico juego al que quieres jugar una y otra vez.

      Eliminar
  2. Nunca he jugado a la versión de MD pero el juego en arcade me parece bueno, no es que sea de mis favoritos del género pero le tengo buen recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a la versión arcade no he jugado, sé que existe porque cuando era pequeño era bastante popular, pero no he jugado.

      Repito que el juego no me parece malo, tiene sus cositas interesantes y es intenso, pero no me ha cautivado, y al final yo lo que intento plasmar en el artículo es la sensación que me deja al ser jugado, no trato de ser objetivo. Evidentemente creo que es un juego que puede interesar a mucha gente, y desde aquí animo a todo el mundo que a través de la emulación o como sea, a poco que les llame la atención, traten de probarlo, porque lo que es seguro es que echarán un buen rato.

      En fin, para gustos colores :)

      Eliminar
  3. Parece una copia del Contra no? La verdad es que los diseños de estilo japonés de principios de los 90 del estilo de Masamune Shirow me encantan (me recuerdan a Dominion Tank Police)

    Buen análisis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se da un aire al Contra en los diseños, pero vaya, que en cuanto a mecánica de juego no tiene nada que ver, aquí vamos volando, más al estilo shoot'em up.

      Lo que si comparto contigo es en que los diseños de los juegos japos de los 80 y 90 molan muchísimo, y aún hoy conservan todo su encanto.

      Gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...