lunes, 18 de noviembre de 2013

Análisis: Sonic The Hedgehog 2


    Que bueno es volver a los grandes clásicos de los 16 bits, esos juegos que nos hicieron soñar de críos, y comprobar que se mantienen frescos como el primer día, y ojo, no es algo de lo que puedan alardear todos los juegos. Pero si, este Sonic se puede jactar de ello, una trepidante aventura plataformera con una mecánica muy pulida, donde se muestra claramente como debe hacerse una secuela de un gran éxito como fue el primer Sonic The Hedgehog, mostrando todos y cada uno de los aspectos fuertes de aquel título pero potenciándolos más si cabe.




FICHA
nombre: Sonic The Hedgehog 2
consola: MegaDrive
género: plataformas
desarrollado por: Sonic Team (SEGA)
distribuido por: SEGA
lanzado en Europa en: 1992





APARTADO TÉCNICO/ARTÍSTICO
    El diseño del juego es buenísimo, muy en la línea del primer Sonic pero con un toquecito como algo más agresivo, la diferencia es muy sutil pero existe, y realmente en las ilustraciones y demás gana bastante.



    El apartado musical está a la altura y acompaña perfectamente el desarrollo del juego, pero a nivel personal me quedo con la banda sonora del primer Sonic.


    Técnicamente es de lo mejorcito que se podía ver en consola por el ya lejano 1992, suplía la carencia en la cantidad de colores de sus rivales (aunque tampoco es que se quede demasiado demasiado atrás en mi opinión) con un buenísimo uso de la paleta de la que disponía y con un diseño de niveles superior a casi cualquier plataformas de su época (ya entran temas de gustos personales, pero particularmente pocos plataformas de los 90 me gustan tanto como este juego).




APARTADO JUGABLE
    Se trata de un juego de plataformas de scroll lateral, género muy típico en consolas durante los años 90, en que tienes que llegar del punto A (inicio de la pantalla) al punto B (final de la pantalla), sorteando todo tipo de enemigos y obstáculos.



    El elemento diferenciador de Sonic, y que lo caracterizó frente a su competencia, es la velocidad. Sonic se desplaza a un ritmo endiablado, lo que dota al juego de una espectacularidad enorme ya que se sucenden secciones de loopings, cuestas empinadísimas y secciones donde priman por encima de todo nuestros reflejos. Pero no os engañéis, Sonic The Hedgehog 2 es un juego muy plataformero a pesar de la creencia popular de que es correr y poco más, realmente pasamos por muchas secciones de plataformeo de precisión donde querer avanzar a un ritmo rápido nos supone la muerte constante.



    El juego tiene todo el carisma del primero pero añade tres novedades interesantes:

    -Por un lado contamos con fases de bonus diferentes, tanto por la forma de acceder a ellas (pasando por un checkpoint con 50 anillos o más) como en la forma de sortearlas (la cámara se coloca detrás de nuestro amigo creando una sensación de 3D que para la época resultaba la mar de impresionante, entonces nos disponemos a recorrer una especie de pista en forma de semitubo sorteando obstáculos y recogiendo anillos, si logramos la cantidad de estos que nos piden conseguimos la preciada esmeralda del Chaos).



    -Si conseguimos todas las esmeraldas del Chaos cada vez que consigamos 50 anillos nos convertiremos en Super Sonic realizando un salto doble.



    -En esta segunda entrega se suma a la fiesta Tails, un zorro de dos colas que nos permite el juego a multijugador, bien sea en cooperativo (en cualquier momento alguien coge el segundo mando y se pone a jugar sin más) o en competitivo, en una especie de carreras a pantalla partida para ver quien llega al final de la pantalla en el menor tiempo posible.




CONCLUSIÓN:
    Sonic The Hedgehog 2 es un juego que me hace disfrutar como un enano, que me genera muchísimas emociones, en parte por la nostalgia que me produce, pero es que realmente estamos hablando de un juego de una factura sobresaliente. A nivel personal quiero comentaros que pocos juegos me hacen liberar tantísima adrenalina, tanto por el reto que supone pasárselo (sin ser dificilísimo tiene una dificultad muy bien ajustada) como por el ritmo frenético al que juega uno cuando vas cogiéndole el truquillo, lo cual hace que no de pereza rejugarlo una y otra vez.



8 comentarios:

  1. Lo que me gusta de los Sonic es que del primero al cuarto (S&K) fueron todos mejorando al anterior. Cuando jugué al primero nunca imaginé que podría ver algo mejor. ¡Error! Llegó Sonic 2 y lo mejoró (casi) todo. Más tarde apareció Sonic 3 y eso alcanzó un nivel de calidad que parecía imposible igualar, y de nuevo me equivoqué. Sonic & Knuckles es una obra maestra absoluta, un juego perfecto en todos los sentidos. Y si lo juntas con Sonic 3 ya lo flipas del todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que a mi me pasa igual, salvo el Knuckles que como casi no lo he jugado no puedo opinar, pero del uno al tres considero que cada nueva entrega daba un paso importante, partiendo del primero que de por sí me parece uno de los mejores plataformas de su época (bueno, de SU época me parece EL MEJOR, me refiero a su generación).

      La verdad es que en MegaDrive y posteriormente en Dreamcast, Sega vivió una época muuuuuy inspirada, así que no debe extrañarle a nadie que hicieran títulos de tanta calidad como los Sonic The Hedgehog (y sus continuaciones).

      Eliminar
  2. La de veces que habré palmado yo en Chemical Plant Act 2 en la parte final, con la de trampas acumuladas en hay en un momento xD

    Por cierto Super Sonic aquí es sólo con saltar. Con doble salto en es el 3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fallo mío, de todas formas he de confesar que solo he jugado con Super Sonic una vez por trastearlo desde emulador y metiendo trucos para hacerlo, en mi juego juego jamás me he conseguido las esmeraldas, me desesperan las pantallas de bonus.

      Y sí, Chemical Plant es de las zonas en las que yo también me encasquillaba muchísimo, y sobretodo lo que comentas, muchísima trampa que te las vas comiendo todas todas como vayas a lo loco.

      Eliminar
  3. Para mi junto con Sonic & Knuckles es el mejor título de Sonic sin lugar a dudas. Fíjate, que aún no he superado ninguno (solo el rimero de todos) pero aún así me han entretenido bastante y me han hecho pasarlo bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este juego me costó mucho pasármelo (pero mucho mucho) iba por épocas, me llegabas hasta x punto, lo dejaba, al tiempo me volvía a viciar y pasaba ese punto para atascarme más adelante y así sucesivamente, así que te comprendo. Aún así no frustra, es extraño, pero a pesar de que no se supere se disfruta muchísimo!

      Eliminar
  4. Justo lo comentábamos el otro día con los amiguetes en la grabación, éste es uno de esos juegos por los que los poseedores de Super Nintendo sufríamos en silencio. Envidia malsana. Aunque ellos sufrían más a menudo, ¡ja! xDDD. Menudo juegazo en todos los aspectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj, no sé seguro si sufríamos más los usuarios de MegaDrive envidiando a Super Nes o los de SNES envidiando a los de MD, lo que está claro es que fue una época maravillosa donde habían dos consolas fabulosas con catálogos brutales y muy diferentes, donde habían juegos como este Sonic que justificaban por si solos la compra de una consola, si señor.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...