viernes, 22 de noviembre de 2013

Super Street Fighter II


    Buenas amigos, hoy estoy muy motivado porque os traigo ni más ni menos que un juego mítico de mi infancia, aunque apuesto que también lo es de muchos de vosotros, hablo ni más ni menos que de Super Street Fighter II, más concretamente de la versión para Super Nintendo. Este título se trata de la tercera versión del genial Street Fighter II para SNES (había otra versión entre medias para MegaDrive) después del World Warrior y el Turbo.


APARTADO TÉCNICO/ARTÍSTICO

    Capcom demostró con este juego que dominaba perfectamente el hardware de Nintendo, tanto para sacarle partido a sus gráficos como al apartado sonoro.

    Lo primero que llama la atención es la nueva intro, donde encontramos a un Ryu de un tamaño considerable preparándose para ejecutar un Hadoken, concentrando su energía, hasta que finalmente lo lanza, mucho más espectacular que la intro de las versiones anteriores.

    La paleta de colores ha aumentado bastante, y se han rediseñado un buen puñado de escenarios para aprovecharla, además de conseguir poner en pantalla más elementos, llenando las localizaciones de más detallitos.

    Capcom jugó, y muy bien, la baza del multiscrolling, con distintos planos de scroll que dotaban al título de una sensación de profundidad muy lograda para la época, no en vano, tanto dominio de las máquinas para las que fue conversionado se debe a que estaban ya en su madurez y Capcom había ido aprendiendo a exprimirlas hasta conseguir resultados impensables años atrás.

    En cuanto a las melodías del juego, hoy día son un puñado de clásicos atemporales, lo cual habla más que de sobras acerca de la calidad de las composiciones. Además el apartado sonoro en cuanto a golpes, saltos, bloqueos, etc. es buenísimo, con un buen puñado de sonidos distintos que quedan muy realistas.


    Como punto negro del apartado técnico he de decir que no me gusta lo poco animados que están los elementos que decoran los escenarios, o mejor dicho, la gente que los pueblan, pero bueno, en algo tenía que fallar el juego.




APARTADO JUGABLE
    Pongámonos en situación, seis botenes, tres de puñetazo, fuerte, normal y flojo, cuando más fuerte más lenta su ejecución, y tres de patada, lo mismo que con el caso de los puñetazos, con el direccional movemos al personaje, y mediante combinaciones de direcciones y botones ejecutamos todos los tipos de especiales, presas y demás galletas, algo tan simple y tan completo sentó las bases de los juegos de lucha a partir de entonces.

    Lo que más destaca de este juego es que disponemos de cuatro nuevos personajes con estilos de pelea propios, no son refritos de los personajes anteriores. Además de eso, se reajustó de nuevo el balanceo para conseguir un resultado mucho más equilibrado donde primara por encima de todo la habilidad del jugador y no el personaje en sí que se escogiera. Otro punto muy positivo es la inclusión de nuevas animaciones, que por ejemplo terminan de hacer que Ken, a pesar de ver que tiene el mismo estilo de Ryu al haberse entrenado junto a él, se diferencie de este con animaciones propias que lo alejan un pelín dotándolo de un aire propio, o incluyendo no solo animaciones nuevas, como en el caso de Zangief, donde se le incluyen hasta nuevas presas.

    Que por cierto, no lo había comentado todavía porque doy por echo de que todo Dios lo sabe, pero si por algo se caracterizó la versión World Warrior en su momento (y esto no hizo más que ampliarse con cada nueva edición) es que el juego mostraba un plantel variado de luchadores, cada uno de ellos poseedor de un estilo de combate diferente, con movimientos reales de dichas disciplinas, lo cual lo hacía tremendamente atractivo para los amantes de la lucha en general o de alguna de las disciplinas en particular, y lograba de este modo que pudieras encontrar al menos un personaje que se ajustara a tus gustos casi al 100%.

    Y ahora voy a comentar el, para mi, mayor avance con respecto a la primera versión de SFII, el selector de velocidad, lo que hacía que aunque jugaramos a la versión casera a 50 Hz, gracias a dicho selector, a la práctica gozáramos de una velocidad de juego casi como la del arcade, algo muy de agradecer tratándose de un juego de lucha.

    En cuanto a los modos de lucha, la verdad que aquí se lo curraron mucho, aparte de los clásicos Arcade, Vs y Práctica que tenían prácticamente todos los juegos de lucha de la época, este contaba con un modo Team Battle y un modo Torneo, que lo hacían mucho más atractivo de cara a la experiencia multijugador.


    Por ponerle una pega entre tanto elogio voy a quejarme de que no conversionaran la versión Turbo de Super Street Fighter II, donde aparecía Akuma, una lástima porque hubiera sido la versión perfecta para Super Nintendo.




OTROS MENESTERES
    El título original contaba con una plantilla de 8 personajes, en la edición Special Edition de MegaDrive y posteriormente en la Turbo de SNES se incluyeron los 4 jefes (Sagat, Balrog, Vega y Bison), componiendo así un total de 12 personajes seleccionables, pero para este Super se icluyeron 4 personajes más (Cammy, Feilong, Thunder Hawk y Dee Jay), haciendo un total de 16 personajes, ni más ni menos que el doble de la versión original.

    Otro dato de curioso es que la conversión de este título se llevó a cabo en un cartucho de 32 megas, que para la época era algo brutal, lo que provocó que el precio final del juego rondara las 13.000 ptas de antes ( unos 78€ de ahora), algo que lo ponía fuera del alcance de muchos, yo mismo lo adquirí unos años después de su lanzamiento de segunda mano.




    Personalmente me parece uno de los mejores juegos de Super Nintendo sin duda alguna, no solo dentro de su género, si no que estaría en mi top, incluso entre mis favoritos de 16 bits. Es un juego muy completo, brillante técnicamente, que se deja jugar muy bien, con una curva de aprendizaje buena donde vas notando progresivamente como aumenta tu destreza y el dominio sobre el personaje en si en el que te especialices, con un nivel de dificultad ajustable que hace que siempre pueda resultarte un reto o que facilitarte el asunto si ves que te resulta frustrante y sobretodo, un plantel de personajes muy carismáticos, que hacen que el factor nostalgia potencie bastante la percepción que se tiene de este juego. Os lo recomiendo encarecidamente.

4 comentarios:

  1. Coincido en que es uno de los mejores juegos de lucha (y juegos en general) de Super Nintendo, yo también lo tuve y me llegaron a sangrar los pulgares por su culpa, no le guardo rencor xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se le perdona porque sabemos que no lo hace con mala fé, tiene ese vicio de enganchar y no dejarte soltar el mando, pero es un defecto perdonable XD

      Eliminar
  2. Cuando yo era apenas un niño un conocido mayor se trajo la consola a casa de la abuela y consigo venía este juego...obviamente no tenía ni la más mínima idea pero ahora con emuladores y todo ese rollo -aparte de la posibilidad de jugar con mando de Xbox 360- decir la maravilla que es.

    Ahora entiendo el costo tan alto y concuerdo, 32 megas era algo difícil de alcanzar.

    Yo tanto este como el Alpha 2 lo recomiendo con toda mi alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Alpha 2 es otro que me encantó en su época, si me apuras te diría que me gustaba más, pero salió bastante después y claro, el cariño que le tengo a este no se lo tengo al otro, pero vaya, que era más rápido y con más personajes, además de que tenía mejores gráficos (al menos en Super Nintendo) e incluía efectos que quedaban guapísimos, si señor.

      Pues nada Alex, me alegro haberte recordado un juego que te ha gustado, y si, yo soy partidario de que nunca es tarde, aunque sea por emulador, además eso, se puede jugar con el mando de la 360 sin problemas.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...